Los colores de Valparaiso

Huyendo de la lluvia de Pucón nos vinimos a Valparaiso, Valpo para los amigos, ciudad costera a una hora de Santiago. En los tiempos antiguos aquí estaba el puerto más importante de América, ahora la cosa portuaria esta más floja desde la apertura del canal de Panamá, pero aún así hay mucho que disfrutar por aquí.

Vista de la bahía de Valparaiso

Vista de la bahía de Valparaiso


Lo primero que llama la atención en Valpo son los cerros, para que os hagáis una idea viene a ser una bahía muy bonita a la que le han crecido montañas justo detrás, con lo que la ciudad crece por las laderas… es decir unas cuestas del infierno! Menos mal que esto no sólo lo he visto yo y esta gente con buen criterio tiene instalados funiculares por toda la ciudad, y a unos 50 céntimos el trayecto yo no he vuelto a subir una cuesta! 😆
Y claro, como los funiculares molan mil, y son tan baratos, y tienen vistas tan chachis la ciudad… pues funicular que veíamos allá que íbamos!

Ascensores que en realidad son funiculares

Ascensores que en realidad son funiculares


Pero a parte de subir y bajar funiculares también hicimos alguna que otra cosa. La primera fue unirnos a un “Tour for tips” para un repaso general de la ciudad. Para quien no lo conozca son unos tours que hay en muchas ciudades del mundo, son gratuitos y si al final te ha gustado le das la propina que consideres al guía. Lógicamente depende mucho del guía y en este caso no estuvo mal, una chica local que nos contó algo de historia, alguna curiosidades, cosas típicas y bastantes consejos para disfrutar la ciudad.
En este primer paseo estuvimos disfrutando de otra de las cosas más destacables de la ciudad: los colores. Valpo esta llena a partes iguales de casa de colores y graffitis, no pintadas guarreras sino arte callejero en condiciones. Como muestra un botón!

Arte callejero en Valparaiso

Arte callejero en Valparaiso

Más arte callejero

Más arte callejero

Colores de Valaparaiso

Colores de Valaparaiso

Arte en las paredes

Arte en las paredes


Y en lo alto de uno de los cerros y pintada de colores esta una de las tres casas de Pablo Neruda, parece ser que esta era la de las fiestas… no se lo montaba mal don Pablo, terrazón con vistas.
Ahí escuche un curioso comentario… “vaya con Neruda… iba de comunista pero el tipo tenía tres casas!” Hay gente que no termina de entender que lo que los comunistas buscan es que todo el mundo pueda tener tres casas si es lo que quieren… pero no nos desviemos y menos para hablar de política!

Siguiendo la línea de la costa, y pegadas entre sí, están Viña del mar, Reñaca y Concon que aprovechamos a visitar, comer buen pescado y ya de paso reparar el móvil de Heiko, que llevaba roto mes y medio cuando el pobre se creyó la publicidad de que era resistente al agua… no lo era.

Como el tiempo estaba por agradecer y hacía solete fuimos un paseo en barco por la bahía a ver unos leones marinos que viven allí y ya de paso el barco escuela chileno “Esmeralda” y el “Juan Sebastián Elcano” que andaban por ahí.

Leones marinos en la bahia de Valpo

Leones marinos en la bahia de Valpo


Pues casi una semanita que pasamos por Valpo tan a gusto!

Blanca por el mundo

¿Qué te ha parecido?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s